Reciclaje

¿Qué es reciclar?

Reciclar es el proceso mediante el cual utilizamos nuevamente y para otros fines los residuos que generamos. Reciclando se pueden recuperar la mayoría de las materias primas de los productos elaborados, como envoltorios de papel, plástico o vidrio. El reciclado permite utilizar lo que considerábamos basura y transformarlo en nuevos materiales útiles. ¡Cuidar el medio ambiente está en tus manos!

¿Por qué reciclamos?

La forma de vida actual dentro de una sociedad industrial como la nuestra, hace que cada día se generen grandes cantidades de residuos en las ciudades y pueblos. Estos residuos pueden proceder de diferentes fuentes: orgánicos, restos de poda, escombros, residuos industriales, domésticos o agrícolas, envases, latas, vidrios, voluminosos, etc. Al reciclar contribuimos a recuperar materias primas de la naturaleza y ahorramos también gran cantidad de energía cuidando del medio ambiente. ¡Recicla para un planeta sostenible!

Aprende a reciclar: dónde tirar cada residuo

Nuestra cadena de reciclaje comienza en casa. Por eso debemos aprender a identificar los diferentes materiales para separar cada residuo en su contenedor correspondiente para luego depositarlos fácilmente en los múltiples contenedores de reciclaje que hay en tu ciudad.

Normas de uso de los contenedores

CONTENEDOR MARRÓN

Reciclaje

El contenedor marrón está destinado a los residuos orgánicos, es decir, a aquellos restos de materia vegetal o animal que se biodegradan, los restos de nuestros alimentos.

¿Qué se entiende como residuo orgánico?

  • Todos los restos de comida: carnes, pescados, mariscos, verduras, frutas etc., incluidos los huesos y las pieles.
  • Cáscaras de huevo, de mariscos, de frutas y vegetales.
  • Bolsas de infusiones.
  • Posos y filtros de café.
  • Tapones de corcho.
  • Servilletas y papel de cocina manchados de comida o residuos como el aceite.

¿Qué no puedo depositar en el contenedor marrón?

  • Excrementos de animales.
  • Pañales y productos de higiene femenina.
  • Polvo y residuos de barrer o aspirar.
  • Pelos.
  • Colillas de cigarro.

Es importante tener en cuenta que cuando depositamos los residuos orgánicos en el contenedor marrón debemos hacerlo con una bolsa biodegradable específica para este contenedor.

CONTENEDOR GRIS

Reciclaje

El contenedor GRIS está destinado a los residuos denominados “fracción resto”, es decir, aquellos residuos procedentes de basura doméstica que no tengan cabida en otro de los contenedores de reciclaje de la vía pública.

¿Qué no puedo depositar en el contenedor Gris?

Además de todos los residuos que tienen cabida en cualquier otro contenedor de reciclaje (marrón, verde, amarillo y azul), tampoco pueden depositarse los siguientes residuos:

  • Aceite de cocina.
  • Cenizas, líquidos tóxicos o inflamables.
  • Bombillas, cables, pequeños electrodomésticos, pilas
  • Clavos, alambres, llaves, cristales, perchas.
  • Neumáticos, repuestos y baterías de coche.
  • Cualquier otro residuo que no tenga origen orgánico o residuo catalogado como peligroso..

Este tipo de residuos deberá llevarse a los Puntos Limpios existentes en la ciudad.

CONTENEDOR AZUL

Reciclaje

El contenedor AZUL está destinado a los envases de papel y cartón. Periódicos, folios, sobres, cajas de cartón, envases de cartón, tubos de papel higiénico o servilletas de cocina son algunos ejemplos de los residuos que pueden depositarse en este contenedor.

A la hora de depositar papel o cartón en el contenedor azul, es importante doblar o cortar bien los papeles o cartones para que ocupen menos espacio y nunca debemos dejar una caja de cartón fuera del contenedor.

¿Qué no puedo depositar en el contenedor Azul?

  • Papel manchado de grasas u otros residuos.
  • Papel plastificado, encerado o parafinado, adhesivo o con restos de pegamento, papel autocopiativo o papel carbón, de fax o fotográfico.
  • Pañuelos, toallas de papel, pañales y productos de higiene íntima usados.
  • Briks o bolsas de plástico, platos y vasos de usar y tirar, bandejas de corcho blanco.

CONTENEDOR VERDE

Reciclaje

El contenedor verde está destinado a los envases de vidrio. Es interesante saber que el vidrio y el cristal no es la misma cosa. Bastará con tener en cuenta que los envases para alimentación, botellas de vino, cervezas, refrescos y tarros de alimentación, son siempre de vidrio. Recuerda que la bolsa de plástico con la que llevas los residuos de vidrio al contenedor verde, debe tirarse después en el contenedor amarillo.

¿Qué no puedo depositar en el contenedor Verde?

  • Tapas, tapones y pulverizadores de los envases depositados (metal, plástico, corcho).
  • Vidrio plano (ventanas, lunas de coches, espejos), vidrio de pantalla (televisores, ordenadores, etc.).
  • Vasos, copas, cristalerías de mesa (contienen óxido de plomo), vajillas, cerámicas, porcelanas, ladrillos y piedras.
  • Vidrios decorados, vidrios opacos.
  • Vidrios de farmacia (frascos de medicamentos, inyecciones, etc.).
  • Vidrios de lentes y microscopios.

CONTENEDOR AMARILLO

Reciclaje

El contenedor amarillo está destinado a los envases de plástico, latas o envases tipo brik. Las botellas de plástico de agua, refrescos, zumos, aceite, envases de yogur, mantequilla, bandejas de corcho blanco, botes de gel, champú, cremas, bolsas de plástico, briks de leche, vino y también envases metálicos como latas de bebida, botes de conservera o papel aluminio son algunos de los residuos que puedes depositar en este contenedor.

Es importante que aplastes tus envases antes de meterlos en el contenedor para que ocupen menos espacio, así aprovechamos al máximo la capacidad del contenedor doblando la cantidad de residuos.

¿Qué no puedo depositar en el contenedor Amarillo?

  • Envases de vidrio, cartón, periódicos, revistas, juguetes de plástico, biberones, guantes de goma, utensilios de cocina, pequeños electrodomésticos, cajas de fruta, cubos de plástico, etc.
  • Cualquier objeto de plástico que no sea un envase o que no forme parte de un embalaje.

NORMAS DE USO DE LOS CONTENEDORES

Es importante respetar las normas de uso de los contenedores así como el horario de depósito.

Cuando aparques tu vehículo cerca de un contenedor, vigila que no lo desplaces de su lugar.

Las bolsas tienen que dejarse siempre dentro del contenedor y deben estar bien cerradas para evitar que se derrame los residuos dentro. Cuando deposites tu bolsa en su interior asegúrate que la tapa se quede totalmente cerrada.

Recuerda que está prohibido depositar cenizas aún encendidas en los contenedores.

Respetar los horarios de depósito de residuos es importante para mejorar el servicio de recogida de residuos y por tanto la limpieza de la ciudad.